Kate Winslet

Kate Winslet nació el 5 de octubre de 1975 en Reading (Reino Unido), en el seno de una familia de actores de teatro. Por ello no es de sorprender que se despertara en ella inquietudes artísticas: a los 13 años ya hacía representaciones de danza. Dicha vocación la tuvo que compaginar con sus estudios en el instituto -en el cual los compañeros de clase la insultaban bajo el apelativo bola de grasa- y su trabajo como charcutera.

En 1994, Peter Jackson le ofreció su primera oportunidad con Criaturas celestiales, en la que Kate interpretó a Juliet, una adolescente enamorada de una amiga cuya madre había sido asesinada por las dos. A ese título se le sumó Sentido y sensibilidad (1995). Bajo la dirección de Ang Lee, Kate encarnó a la enamoradiza e impulsiva Marianne Dashwood, quien tras un choque de frente con la realidad se veía obligada a madurar. Desde esos momentos, se asoció durante un tiempo el rostro de la actriz a cierto ideal de romanticismo y de heroína clásica. Así en Jude, basada en la obra de Thomas Hardy, defendió el papel de Sue, una mujer pobre madre de dos hijos, acostumbrada a pasar todas las miserias. Kenneth Branagh contó con ella para su versión de Hamlet, en la que Kate pudo ponerse en la piel de Ofelia, profundamente enamorada del príncipe danés y cuyo rechazo le impulsaba primero a la locura, y después a una trágica muerte.

Entre estos dos últimos rodajes, Kate recibió el BAFTA a la mejor actriz de reparto y el premio de la Screen Actors Guild en la misma categoría, así como su primera candidatura al Oscar por Sentido y sensibilidad. A pesar de ser derrotada por Mira Sorvino, su nombre empezó a ser popular. Un día James Cameron le envió el guión de Titanic. Antes de decidirse, Kate se reunió con Emma Thompson, la actriz que encarnaría a Eleanor Dashwood ideada por Jane Austen. Su compañera de reparto al término de la lectura del guión, le dijo a Kate: “Cariño, esto lo tienes que aceptar”. De esta manera Kate se incorporó al rodaje de una película producida por dos grandes estudios. En ella la actriz componía a la heroína romántica que deshacía las estrictas reglas de la sociedad de la que formaba parte para empezar a vivir su propia vida, para sobrevivir primero al naufragio del barco y conservar su espíritu independiente. Kathy Bates, Billy Zane, Leonardo DiCaprio, Frances Fisher y Gloria Stuart la acompañaron en un viaje a cuyo término, Kate recibiría su primera candidatura al Oscar a la mejor actriz. Durante la ceremonia, Kate vio subir a la platea a todo el equipo de la película, siendo su candidatura de las pocas que perdió el filme. Tan fuerte fue el impacto de Titanic que Kate quiso pasar desapercibida en sus futuros filmes tanto así que en la película Esto no se puede quedar así protagonizo a un arbol.

Durante un tiempo se centró en su relación afectiva con su primer marido, Jim Threapleton, lo que condujo a rechazar los papeles llevados a cabo por Gwyneth Paltrow y Jodie Foster para, respectivamente, Shakespeare enamorado y Ana y el rey. Kate regresó a la gran pantalla con Jame Campion en Holly Smoke, donde Kate interpretó a una joven atrapada por una secta.

El año 2000, trajo a Kate muchas satisfacciones de varias índoles. El 12 de octubre nació su hija, Mia Threapleton. Editó el disco Listen to the Storyteller, el cual le valió un Grammy como Mejor Disco Hablado para Niños (best spoken-word album for children). Además en el 2001 tuvo una canción hit en Reino Unido llamada “What If?” que alcanzó el número 6; esta canción es un soundtrack de la cinta A Christmas Carol en la que ella prestó su voz para un personaje. Por si fuera poco obtuvo una candidatura al Screen Actors Guild por su papel en Quills, donde encarnó a Madeleine, una mujer enamorado del Abad du Coulmier (Joaquin Phoenix), cuya moral estrictaba derribaba con su sensibilidad y con su obstinación para que el Abad disfrutase del poder subversivo de la literatura.

En 2001 se divorció de su marido y se convirtió en la pareja de Sam Mendes. Ese mismo año compartió personaje con Judi Dench en Iris, cinta sobre la descomposición de la memoria de Iris Murdoch. Si Judi Dench recreó las vivencias de la escritora mientras el Alzheimer la iba destruyendo poco a poco, Kate ofreció una imagen de intelectual, vivaz, independiente, liberada sexualmente, que compaginaba amantes masculinos con femeninos por igual, y que se sentía atraída intelectualmente por el escritor John Bayley, con quien acababa casándose. Las dos actrices obtuvieron sendas menciones en los Oscar del año siguiente.

Para entonces Kate ya había rodado Enigma, reinciendiendo en ese nuevo repertorio de mujer independiente e inteligente, que en esta ocasión descrifraba con la máquina enigma las comunicaciones de los nazis.

Finalizada esa película y La vida de David Gale, Kate Winslet detuvo su carrera para volver a disfrutar de la maternidad. En 2003 nació su hijo Joe Mendes.

Una vez reasentada en la vida laboral, Kate estrenó dos películas. En la primera, Descubriendo Nunca Jamás, interpretó a una viuda con varios hijos que, enferma mortalmente y renunciando a cualquier tratamiento médico para no sufrir, se enamoraba del escritor James Matthew Barrie. El director Marc Foster escenificó la muerte del personaje haciendo entrar literalmente a la actriz en el país de Nunca Jamás. En la segunda película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind), ofreció varios registros de un mismo personaje, Clementine, una impulsiva mujer que decide borrar los recuerdos de su anterior noviazgo.

En 2006, estrenó Juegos secretos (Little Children), la nueva versión de El político y The Holiday, resultando candidata al Oscar, al Screen Actors Guild y al Globo de Oro como Mejor Actriz por la primera, lo que la convirtió en una de las actrices mas nominadas en la historia de los oscars.

En 2008 estrena la película Revolutionary Road, dirigida por su marido, Sam Mendes, y que protagoniza junto a Leonardo DiCaprio en el que supone el reencuentro de la pareja cinematográfica tras la exitosa Titanic. En este año también estrena The Reader, película dirigida por Stephen Daldry (realizador de Billy Elliot y de Las Horas) y protagonizada, además de la propia Winslet, por Ralph Fiennes, David Kross, Alexandra Maria Lara y Bruno Ganz (Más en Wikipedia.org).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: