Cuando la belleza natural no es suficiente


Megan Fox, elegida por una revista como la mujer más sexy del mundo, es una de las actrices más bellas. Pero parte de esa belleza es adquirida.

En unas fotografías publicadas en Socialité Life, y recogidas por Infobae.com, la joven protagonista de Transformers muestra un aspecto físico ligeramente distinto al actual. Era 2003 y ella tenía 17 años.

“No estaba gorda”, apunta el sitio web, pero no lucía entonces las medidas prácticamente perfectas de ahora. Su rostro, además, parece también haber sufrido alguna modificación no sólo achacable al natural paso del tiempo.

Fuente: 20minutos.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: