CON O SIN COMPROMISO, LAS MIRADAS SE VUELVEN AL PRÍNCIPE ALBERTO Y CHARLENE WITTSTOCK

La prensa francesa asegura que el soberano anunciará próximamente su boda con la nadadora.


Las redacciones francesas (y de medio mundo) se encuentran en estado de alerta a la espera de un inminente comunicado en el que la Casa Real monegasca anunciaría oficialmente la boda real del príncipe Alberto con su novia, la nadadora sudafricana Charlene Wittstock, para la primavera o el verano del próximo año.

El rumor no es nuevo. La prensa auguró boda con bastante antelación y relativa frecuencia a lo largo de los dos años de noviazgo de la pareja, aunque a la vuelta de la página aguardaba el desmentido del tiempo e incluso del mismo soberano.

Así ocurrió el pasado mes de marzo cuando Gala y Point de Vue anunciaron con mucha repercusión el enlace matrimonial para este mes de septiembre. Esta vez, la supuesta noticia podría tener un desenlace diferente, ante el hermetismo oficial en uno u otro sentido. O no.

La información publicada por Gala, Le nouvel observateur y Le parisien puede también tratarse del efecto expansivo de una primera noticia que el pasado 19 de septiempre lanzó la publicación noruega, Seher.no.

¿Boda a la vista?

Dichas publicaciones aseguran que Alberto II (50 años) y Charlene Wittstock (30 años) han decidido casarse en 2009, tras un noviazgo oficioso que se hizo público en 2006, después de que se les fotografiara como dos espectadores enamorados en los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín (Italia), y que se hará finalmente oficial este otoño. De confirmarse el anuncio de compromiso, la boda probablemente se celebraría en la Catedral de Mónaco, lugar donde

descansan los restos de sus padres, Raniero y Grace de Mónaco, entre otros ancestros del príncipe Alberto.

El esperado paso nupcial pondría un final de cuento a su relación. El soberano monegasco conoció a la nadadora sudafricana en el año 2001, pero no fue hasta cinco años después cuando se confirmó públicamente su noviazgo.

Desde entonces, el príncipe Alberto no sólo no ha ocultado su amor, sino que además ha hecho un sitio a Charlene en numerosos actos oficiales y ella, con permiso de las princesas Carolina y Estefanía, ha ejercido de manera impecable su improvisado papel de Primera Dama.

Tanto es así que sus conciudadanos ven en Charlene a la perfecta candidata a ocupar el hueco que dejó un día la princesa Grace y, por tanto, esperan impacientes el anuncio de boda de la pareja.

Ajena a rumores

La magnífica acogida popular y de la familia Grimaldi, junto a una instrucción principesca y varios encuentros con el Arzobispo de Mónaco, bien pueden hacer pensar que la rubia sirena está destinada a jugar un papel relevante en el corazón de la Corte monegasca, y que las legendarias imágenes de Charlene irrumpiendo en el último baile de la Cruz Roja, escoltada por las hermanas del príncipe Alberto en muy segundo plano, ya proclamaban sutilmente su nueva posición estelar en palacio.

De cumplirse este destino excepcional, su misión siguiente será dar sucesores al trono del Principado de Mónaco, ya que los hijos extramatrimoniales del Príncipe, según las leyes de sucesión monegascas, no son candidatos a la corona.

Ajena a rumores de boda y de retoque de nariz, Charlene Wittstock, que ha experimentado una notable metamorfosis de deportista olímpica a gran dama, pasa estos días inmersa en la Semana de la Moda de Milán, tomando buena nota de las últimas tendencias de sus diseñadores fetiche, como Giorgio Armani, a quien, tal vez, pidió consejo profesional para el diseño de su vestido de novia.

Fuente: Hola.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: