Clooney, en el circo político

George Clooney (Lexington, Kentucky, 1961) le van los retos. Y las cosas claras. Demostración de lo primero: acaba de comprar los derechos de The challenge, un libro del periodista estadounidense Jonathan Mahler sobre la vida y el juicio a Salim Hamdan, el chófer y guardaespaldas de Osama Bin Laden. Ejemplo de lo segundo: su publicista ha negado por medio de una nota cualquier relación de amistad o contractual de Clooney con Barack Obama, en contra de lo que aseguraba la semana pasada Los Angeles Times.

“Jamás he escrito un mensaje de texto o he enviado un correo electrónico al senador Obama. Y ofreceré un millón de dólares a quien pueda demostrar lo contrario. De hecho, sólo he hablado una vez con el senador en el último año y medio. Por teléfono”.

Lo de adaptar The challenge probablemente levante más ampollas que si hubiera ejercido de consejero de Obama. La película se centrará en Salim Hamdan, el yemení detenido en Guantanamo como guardaespaldas y chófer de Osama Bin Laden.
Clooney se ha metido de cabeza en el proyecto consiguiendo para su productora Smoke House los derechos del libro de Jonathan Mahler gracias a su perseverancia (y a la cifra millonaria que pagó por ello que se calcula por debajo de los 10 millones de dólares, unos 6,70 millones de euros). George Clooney figura como más que posible candidato a su guión y dirección, además de interpretar al abogado protagonista.
Aunque la historia gira alrededor de Hamdan, condenado el pasado 7 de agosto a 66 meses de cárcel (lleva ya más de siete años en manos estadounidenses), el protagonista es el abogado Charles Swift, miembro del ejército estadounidense encargado del caso por sus superiores y que, junto al profesor de Derecho en Georgetown Neal Ktyal, hizo de esta defensa una cruzada contra el Gobierno de Estados Unidos para que respetara los derechos de su representado. A cambio, Swift vio cómo se truncaba su carrera y se rompía su matrimonio.
El cineasta ya ha salido bien parado de este tipo de retos con anterioridad: su reciente trabajo como abogado, en Michael Clayton le valió su última candidatura al Oscar. Además, con el filme Buenas noches, y buena suerte, su segunda aventura como director, obtuvo en 2006 tres candidaturas como realizador, guionista y productor, aunque al final ganó el Oscar en esa edición como mejor actor de reparto por el thriller político Syriana.
Sin que por el momento exista una fecha de comienzo de producción para este proyecto, The challenge es una más de las películas con claro trasfondo político de la productora de Clooney.
El actor sigue alternando su vida pública como guapo de Hollywood con su vida política, como reconocido demócrata y motor de la iniciativa Save Darfur en defensa de los refugiados sudaneses, y al que la ONU nombró Mensajero de la paz. Entre los proyectos de Smoke House, su empresa junto al actor y productor Grant Heslov, están Escape from Teheran, comedia centrada en los esfuerzos de la CIA por utilizar un rodaje falso como tapadera para sacar a los rehenes estadounidenses en la embajada en Teherán en 1979; The men who stare at goats, basado en el libro del británico Jon Ronson sobre un soldado autorizado a utilizar poderes paranormales en el conflicto, y Our brand is crisis, adaptación del documental de Rachel Boynton sobre las elecciones bolivianas de 2002.
Fuente: ElPaís.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: