Bar Rafaeli, invitada de honor en la fiesta organizada por Chopard en Marbella

La ‘jet-set’ marbellí se dio cita el pasado domingo en una fiesta organizada por la firma suiza de relojes y alta joyería Chopard, que se celebró en la discoteca ‘Olivia Valere’. La invitada de honor fue la impresionante modelo israelí, Bar Rafaeli, que brilló con luz propia con un espectacular vestido blanco de Versace y joyas únicas de Chopard.

La modelo lució un espectacular collar de zafiros de 164 kilates montados en pavé de diamantes y oro blanco valorado en cuatro millones de euros, una pieza única de la colección de Chopard. La novia del actor Leonardo Di Caprio estaba recién llegada de Saint-Tropez donde ha pasado unos días de descanso. La israelí afirmó que no era “la primera vez” que venía a nuestro país. “Me gusta Marbella, no es la última vez que voy a venir a España porque me gusta mucho”, añadió. Bar se divirtió durante la fiesta e incluso se lanzó a la pista a bailar.
Otra belleza, en este caso española, que no quiso faltar a la fiesta fue Marisa Jara, enfundada en un impresionante vestido negro de raso con cola de la firma Dsquared, y con un collar de la colección ‘Red carper’ de Chopard, de zafiros de colores y diamantes.
La bella actriz acaba de regresar de Italia donde ha rodado su primera película.”El rodaje, muy bien, estoy encantada con la comedia que he hecho en Italia pero no se estrenará en España”, anunció la joven, quien no quiso hacer comentarios sobre su reciente ruptura con el sobrino-nieto de Ruiz- Mateos, Carlos Guerrero Ruiz-Mateos.
La modelo Eugenia Silva fue otra de las estrellas de la noche, que brilló con un vestido de Armani palabra de honor con un solo tirante en color crema. La joven lució además un collar de Chopard de diamantes blancos y rosas valorado en un millón doscientos mil euros, a modo de diadema. La modelo, que afirmó que había viajado a Marbella con sus padres, fue fotografiada hace unos días junto a un apuesto joven, sin su novio, Alfonso de Borbón y Yordi.
La baronesa Thyssen tampoco quiso faltar a la velada, aprovechando su estancia en Marbella, donde se encuentra disfrutando de unos días de descanso. La viuda del Barón Thyssen llegó acompañada del multimillonario magnate belga, Marc Rich y deslumbró con un vestido color plata semitransparente.
La velada estuvo amenizada por el acróbata y ex marido de Estefanía de Mónaco, Adans Peres, quien realizó un número acrobático con su hermano. El joven adelantó que tiene novia. “Es cubana, estoy muy bien pero todavía no quiero decir nada más”, declaró.
Fuente: Europapress.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: