Drew Barrymore

Drew Blyth Barrymore (nacida el 22 de febrero de 1975) es una actriz de cine, televisión y productora estadounidense.

Sus padres son Ildiko Jaid Mako y John Barrymore, estaba destinada a ser una estrella. Su padre, es hijo del famoso John Barrymore, uno de los actores más importantes y prestigiosos del cine hollywoodiense durante la década de los años 30.

Sus tíos Lionel y Ethel también fueron reconocidos actores, aunque destacaron principalmente en teatro. La aparición de su abuelo en títulos como Don Juan (1926), Gran hotel (1932) o Rasputín y la Zarina (1932), les ha valido a los Barrymore ser conocidos en los círculos cinematográficos como “La familia real de Hollywood”.

A los 11 meses su madre empezó a llevarla a castings para televisión. Había nacido una actriz cuando Drew protagonizó su primera aparición en televisión, un anuncio para Gainesburger Puppy Food. Y con 2 años ya se estrenó en alguna que otra serie de televisión. Los siguientes años, Drew creció convirtiéndose en una encantadora e imaginativa niña. Su sonrisa era deslumbrante y tenía una personalidad que enganchaba.

Su debut en cine le llegaría con tan sólo cuatro años al interpretar a la hija de William Hurt en “Un viaje alucinante al fondo de la mente” (1979), un film de ciencia-ficción dirigido por Ken Russell.

A los 9 años, Drew fue víctima de las drogas y el alcohol. Todavía seguía trabajando. Fue estrella de tres películas más, “Ojos de fuego” (1984), “Diferencias irreconciliables” (1984) y “Los ojos del gato” (1985). Las películas no sólo no aumentaron su fama, si no que también le crearon problemas. A los trece años tocó fondo. Drew estaba fuera de control y algo había que hacer.

El 28 de junio de 1988 se tomó una decisión que le cambiaría la vida. Drew fue ingresada en la ASAP Treatment Center (un centro para tratar la drogadicción y los problemas mentales) por su madre. Después de años de autodestrucción, intento de suicidio incluido, finalmente volvió al buen camino. Sin embargo no fue un viaje fácil. No sólo tenía que recuperarse de su adicción a las drogas, si no que también tenía que reconstruir su carrera profesional. El paso más grande que dio fue el publicar su autobiografía titulada Little Girl Lost a los 14 años. Drew empezaba a reaccionar.

Desde el café teatro a los especiales del colegio y luego a películas de bajo presupuesto como “Conspiración de amor” (1987), “Amores compartidos” (1989), “Lejos de casa” (1989),… hasta volver finalmente a la gran pantalla.

Ya rehabilitada y con el deseo de recuperar el tiempo perdido, la actriz vuelve a retomar su carrera a mediados de los 90, gracias a su aparición en películas como “Cuatro mujeres y un destino” (1994), “Batman Forever” (1995), Scream (1996) “Sólo ellas, los chicos a un lado” (1995), “Amor loco” (1995) o “Todos dicen que te amo” (1996).

Recientemente, Drew ha producido y dirigido un documental sobre las votaciones en los Estados Unidos titulado The best place to star. También protagoniza Fever Pitch (Amor en juego) con Jimmy Fallon. Tiene pendiente de estreno Lucky You en la que también aparecen Eric Bana y Robert Duvall, y su voz aparecerá en Curious George producida por Ron Howard.

Actualmente vive en Los Ángeles, odia llevar pieles de animales, le encanta hacerse tatuajes (tiene uno en el tobillo, en el pie, dos bajo el vientre y otros dos en la parte baja de la espalda); además le gustan mucho las margaritas y las mariposas, es adicta a los macarrones con queso y disfruta con la música de los Beatles, Beck y Hole (Fuente: Wikipedia.org).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: